Los 5 errores más comunes en campañas políticas

usuario ucd

Las elecciones municipales y regionales están casi encima y las campañas electorales se encuentran en acción. Los candidatos y sus equipos trabajan con empeño y, lo más usual en esta época es ver carteles y paneles a donde quiera que vayamos. Ahora, la pregunta es: ¿Tratarán de llegar al público con lo mismo de siempre, dificultando el logro de los objetivos deseados?

A continuación se explorarán los errores de comunicación más comunes cometidos en este tipo de campañas, esos que son pan de cada día a tal punto que asumimos como omnipresentes en los procesos electorales. Si bien es cierto no siempre resultan fatales, evitar estas fallas puede ser decisivo en muchos escenarios:

5b72627111116

(FOTO: Alonso Chero / El Comercio)

1) Bombardear a los votantes con publicidad estridente: Esto es parte de la campaña de un gran número de candidatos: Ir por la calle con vehículos y parlantes repartiendo volantes a diestra y siniestra mientras suenan jingles gastados y poco creativos, llegando al punto de copiar canciones comerciales. No solo es perjudicial porque genera incomodidad en los vecinos a los que pretende convencer, también se gastan recursos en miles de volantes que al final terminarán en un tacho de basura (o ensuciando más las avenidas).

2) No conocer a su público objetivo: Suele ocurrir que algunos candidatos adoptan actitudes poco naturales en su intento por generar empatía con la gente. Se guían a través de prejuicios y clichés sin realizar una investigación adecuada, resultando sus acciones contraproducentes y hasta ofensivas. Es importante no olvidar que sin los datos correctos, la campaña probablemente naufragará.

3) Faltar a la verdad en las promesas: Este punto parecerá demasiado obvio tratándose de asuntos electorales, pero no deja de ser crucial. Las promesas imposibles de cumplir y dichas a la ligera actualmente son contrarrestadas con mayor facilidad, existiendo más formas de encontrar
información. Un candidato que promete algo irrealizable quedará muy mal parado frente a su target una vez desmentido, será una situación difícil de resolver.

4) Negar lo innegable: En ciertos momentos críticos de las campañas quedan al descubierto hechos que tienen un efecto muy negativo en la reputación de los candidatos, mostrándose pruebas irrefutables. Cuando se produce esta situación, nada es peor que evadir la realidad. Un
candidato quedaría totalmente falto de credibilidad si se rehúsa a aceptar lo que es evidente, agravando todavía más la crisis y arriesgándose a quedar sepultado.

5) No tener una estrategia clara: Esto engloba a diversos errores que van desde ignorar a stakeholders como los medios de comunicación hasta subestimar la importancia de las redes sociales. Los mensajes deben ser cuidadosamente establecidos, ya que realizar una campaña simplemente esperando la coyuntura o enfocándose en los adversarios dará un resultado poco consistente. No es lo mismo adaptarse a las circunstancias que improvisar. Las acciones de la campaña tendrán mejores resultados si se planifican en un plazo determinado.

Redactado por: Rodrigo Alarcón

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>